Las Callejas Y Sus Olivos

Me encantan los muros de piedra  y los olivos de Las Callejas ¿Desde cuando existen estas pequeñas callecitas? Sin duda  que serán muy antiguas. Los hombres de antaño trabajaron duro para cercar estos pequeños  olivares, en los que también se cultivarían otros productos de la tierra, pero los olivos son los que han perdurado, algunos desde siglos y ahí  están dando su fruto y su maravilloso aceite de oliva.

DSC01650

DSC02021

DSC02024

DSC01793

DSC01791-0

DSC01795

DSC01794

DSC01651

El Olivo es mi árbol preferido, tal vez porque está ligado a mi infancia en aquella lejana ciudad de Marruecos, que en tiempos antiguos se llamó “Ksar- In-Seitun” La Ciudad de los Aceitunos o de Los Olivos.
En las afueras de la ciudad había extensos olivares, cercanos a nuestros pabellones, allí íbamos los niños del barrio de merienda y correteábamos entre estos árboles de copas plateadas bajo el sol africano, desde entonces me gustan los olivos.

Concha y Luis