Enlace

  

COPLILLAS A LA VIRGEN DE LA NAVA


 Agua Señora, agua madre,
agua virgen de la Nava.

 Sois imagen prodigiosa
de la que en el cielo está,
por vos señora nos da,
mil favores generosa,
que por ser tan protectora,
hoy vuestro favor no acaba.

Agua Señora, agua madre,
agua Virgen de la Nava.
         

Tú que eres Judith Divina

líbranos  de este tirano,
de tiempos tan inhumanos,
que será nuestra ruina.
Madre mía determina,
con lluvia benigna y brava:

Agua señora, agua Madre,
Agua Virgen de la Nava.

Todo el campo está agotado,
toda la mies ya no es nada;
manda Emperatriz Sagrada
un abundante nublado,
que dejándolo regado,
nuestras fatigas se acaban.

Agua Señora, agua madre,
agua Virgen de la Nava.

 

 Tenemos muy bien sabido,
que no habéis pedido cosa
a Jesús, prenda preciosa,
que no lo haya concedido
a este pueblo desvalido,
que a voz pública te aclama:

Agua Señora, agua madre,
agua Virgen de la Nava.

    Morirán los  animales,

                    arboles plantas y flores                     
y las fatigas mayores,
padecen los racionales,
dispénsanos los raudales,
si no, nuestra vida acaba.

Agua Señora, agua madre,
agua Virgen de la Nava.

Amparo seguro eres
de quien te busca afligido;
hoy te ruega compasivo
este pueblo de Paredes,
hombres, niños y mujeres
a voz pública te aclama

Agua Señora, agua madre,
agua Virgen de la Nava.

Si no lo hacéis, Madre mía,
por nuestros sucios pecados,
hacedlo por estos niños,
que no han llegado a este estado,
y sí éstos no lo merecen,
vuestra voluntad se haga.

Agua Señora, agua madre,
agua virgen de la Nava.

Paca-3

                

Antiguamente, cuando no llovía y la sequia era grande, se sacaba a la Virgen de la Nava en procesión y se iban cantando las coplillas; y algunas veces hacía el milagro de que lloviera. Cuando terminaba la procesión, en la iglesia se recitaba esta poesía.

FRANCISCA PALOMO MUSAT