El Canto de los Pollitos

 

DSCN5762 copia

 LEYENDA DEL CANTO DE LOS POLLITOS

Este lugar son unas piedras grandes, unas junto a otras, con rajas entre ellas y que están por la zona del Camino de Sotillo.
Cuando éramos pequeños nos decían que allí dentro había unos pollitos y que arrimando el oído se les oía piar. Algunos niños se lo creían y se acercaban a oír y en ese momento el que estaba detrás le daba un coscorrón en la piedra y así oírlos piar y reírse todos jugando.

Nos contaba mi abuela que esa finca era de su padre, Juan González, y relataba que en la guerra de la Facción, cuando los soldados pasaron por el pueblo se cerraban puertas y ventanas porque venían de Escalona donde habían hecho muchos estragos, entonces los soldados usaban picas y llevaban caballos.

DSCN5803 copia

Años después Juan González recibió una carta de uno de los soldados que iba huyendo de los carlistas, diciéndole en la misiva que cuando subieron por el Arenal al Puerto y continuaron por el camino de los pollitos, allí se bajó y en esa finca había enterrado un tesoro.

DSCN5761 copia

En  la carta mandaba las señas de su hija, que vivía en una posada de Madrid para que se pusiera en comunicación con ella  y le llevara algo de dinero porque él estaba en la cárcel.

Entonces el bisabuelo Juan se lo dijo al señor cura y este le dijo : no vayas que eso es un timo que te quieren dar, y no fue.

La curiosidad les llevó a registrar la finca y no encontraron nada, tampoco vino nadie a buscar el tesoro.

Relato de Francisca Musat.