Archivo por meses: noviembre 2016

Narcisos Blancos en el Cerro Retamal-Febrero-2015

DSCN1731 copia

Esa mañana de casi primavera, tuvimos la agradable sorpresa de contemplar una parte de ladera norte del cerro cuajada de esta maravillosa planta, llamada cientifícamente “Narcissus Cantabricus”
El narcissus cantabricus es una especie de planta bulbosa perteneciente a la familia de las amarilidáceas.

Esta planta tiene los pétalos y corona completamente de color blanco, lo que evita la confusión con la especie estrechamente relacionada Narcissus tazetta, que tiene la corona amarilla. Otra confusión es posible con Narcissus papyraceus , pero esta especie es casi dos veces más grande que Narcissus dubius.

DSCN1733-600

Los tallos sin hojas, son erectos o algo inclinados de 5-15(-20) cm de altura. Hojas todas basales, estrechamente lineares, algo canaliculadas. Flores en forma de embudo, blancas, más o menos horizontales, de 2-3 cm de longitud; 6 estambres; ovario situado por debajo del resto de las piezas florales. Fruto en cápsula elíptica.

Produce hasta seis flores en una umbela. Se distribuye por Francia y España. Los estudios genéticos indican que puede ser un híbrido entre Narcissus assoanus y Narcissus papyraceus.
Florece desde el invierno y a principios de primavera.

DSCN1736-800-Regular copia

El nombre genérico de Narcissus, hace referencia del joven narcisista de la mitología griega  (Narkissos) hijo del dios río Cephissus y de la ninfa Leiriope; que se distinguía por su belleza

DSCN1731 copia.jpg-2

Tal vez el nombre pudiera derivar de la palabra griega, narkào (= narcótico) y se refiere al olor penetrante y embriagante de las flores de algunas especies (algunos sostienen que la palabra deriva del persa  y que se pronuncia Nargis, que indica que esta planta es embriagadora).

DSCN1741-700 copia

Es característico de las cumbres y rellanos de roca con suelo de muy poco grosor y zonas de matorral bajo.
Nombre común en castellano : Narciso de Cantábrico o de Asturias.

DSCN1744-800

Ese Febrero de 2015, nos llevamos una alegría al descubrir entre el cascajal de la umbría del Cerro Retamal, rodales de agrupaciones más o menos numerosas, de esta vistosa y delicada florecilla, que no había visto  nunca antes de esta especie, tal vez por ser de las más tempranas, pues comienza a florecer en enero y febrero, permaneciendo como bulbo el resto del año.

Narcisos

Concha y Luis